Mi resumen laboral

El 27 de mayo de 2007 empecé a la editorial ETD, la empresa donde más aprendí sobre el oficio de periodista. Antes, sin embargo, entre los años 2005 y 2006, hice de redactor para la revista local ON? Sant Cugat y de cronista de los partidos de casa del Nàstic de Tarragona por el Diario Siglo XXI.

Pero después de dedicarme a la información local y deportiva, en mayo de 2007 me introduje en el mundo de las noticias para los profesionales de la alimentación, a Interalimentaria, casualmente el área que ha llenado toda la vida laboral de los mis padres, en el súper de la calle Vallés de Sant Cugat.

Allí descubrí, trabajando junto a Silvia y el Martinell, que los periodistas de moda tienen algo más en la cabeza que glamour y banalidades. Y descubrí de primera mano que las empresas, cada vez más, se aprovechan de la precariedad de la profesión periodística e intercambian su información para regalos, cenas, comidas y pica-picas varios.

Feliz entre notas de prensa, comunicados y convocatorias llegó en 2009, el primer año de crisis de la empresa, y los gerentes no les tembló el pulso y me despidieron. De hecho, todos los periodistas con dos años de contrato fueron a la calle. Que, mira por dónde, éramos los más jóvenes (María Teresa y Mireia). La excusa, entonces, fue el Zapatero y su política de contratos indefinidos.

En mi exilio de ETD (porque con el tiempo se ha visto que este período fue sólo una baja temporal), pasé por varias experiencias profesionales, afortunadamente, ligadas en el terreno de la comunicación. Voy a parar al departamento de comunicación de una asociación de higienistas dentales comandada por una tal Cunill, de la que mejor olvidarme, por el departamento de captación de clientes de tarjetas universitarias del Banco Santander (donde aprendí, por cierto, destruir muy bien fichas con datos personales), por el departamento de diseño web de una tienda de informática (fue bonito vivir el día a día en un local de este tipo en medio de Santos) hasta llegar al primer proyecto con cara y ojos después de ETD, una empresa de publicidad y servicios de Sabadell, Hispanetwork. Digo con cara y ojos porque las otras entrevistas de trabajo que hice relacionadas con el mundo del periodismo fueron para escribir en una nueva web de sexo del grupo que edita el Cronica.cat y por una empresa como ETD, de revistas profesionales, que quería expandir el negocio con el lanzamiento de una revista erótica que se distribuiría en sex shops.

En febrero de 2010 me encargaron llevar adelante un portal de tecnología, banda ancha y ADSL por encargo Lead4Sales, una distribuidora de ADSL de Madrid. Tras redactar varias propuestas, finalmente en mayo de 2010 salió una primera versión del portal. He aquí el primer desengaño. El primer capítulo de N1ADSL, nombre con el que bautizaron la web, no tenía ninguna sección de noticias. Yo, mientras tanto, iba matando el gusanillo con un blog también encargado por Lead4Seals, ADSLEmpresas. Por suerte, en el mes de septiembre ya me prepararon una sección de noticias. Gracias a trabajar aquí, me dieron la acreditación en febrero de 2011 para cubrir el Mobile World Congress de Barcelona.

Ese mismo mes, los de ETD me volvieron a llamar para que volviera a la empresa, ya que el Martinell, con 67 años, se jubilaba. Y, como todavía tenía la espina clavada de mi marcha repentina en 2009, que en su momento consideré injusta, acepté reincorporarme. Sólo me querían cuatro horas, pero ya me estaba bien porque a N1ADSL trabajaba por las mañanas. De mi paso por Hispanetwork, me quedé con una idea clara: que si tus compañeros de trabajo son amigos, las cosas se digieren mejor. Y que los del Athletic (rival del Barça hoy) no sienten nada especial con el Barça (el jefe de prensa de la empresa, Víctor, me hizo ver claro). De la chica del departamento de comunicación, María, aprendí que, aunque trabajes ocho horas y lo hagas a una hora de distancia en tren, si quieres, puedes estudiar la carrera que te propongas.

Aquellos meses fueron de locos. Por la mañana en Sabadell y por la tarde en Barcelona, porque, perseverante como mi ídolo futbolístico, Xavi Hernández, quería terminar lo que me hacen forzar a dejar a medias en 2009. Y los fines de semana y, cuando podía entre semana, escribía proyecto de Master, que hoy es mi empresa. ¿Por qué el año 2009 me matriculé en el Máster en Comunicación Digital Interactiva de la Universidad de Vic. Con el proyecto, iniciado en el verano de 2010 empecé a interesarme en la prensa infantil y los videojuegos educativos y periodísticos, el corazón del Proyecto Infokids.

En el año 2012 dejé N1ADSL, un proyecto más atascado que el Titanic, para centrarme mediodía a encender mi sueño empresarial. Además, tenía una motivación extra: mi idea fue seleccionada en el programa de jóvenes emprendedores de la Fundación Banesto, Yuzz. Pero como las cosas nunca salen como uno planifica, en febrero me propusieron incorporarme a la redacción de revistas de papel ocho horas junto al Javier y Belvis. Si llego a saber lo que me esperaría no firmo el nuevo contrato.

Periodísticamente hablando, voy completado una etapa importante de mi vida con estas tres meses trabajados, sin embargo, laboralmente, pasé los peores momentos. En un ambiente enrarecido y lleno de desconfianza en el dueño, un tal Doria, por los retrasos en los pagos de las nóminas y el goteo de bajas voluntarias de los trabajadores. Hasta llegar al momento que cayó la gerente y con ella buena parte de los asalariados que quedaban. Una situación que, teniendo en cuenta que llegaba alrededor de lo que sería mi quinto aniversario en la empresa (si no contase el exilio de un año y medio) me invitó a tomar la decisión de iniciar un nuevo ciclo emprendiendo la difícil tarea de impulsar un proyecto periodístico dirigido al público infantil y juvenil, el Diario Win.

Cuatro años después, sigo llevando adelante el proyecto (estoy preparando una renovación de la web www.diariwin.cat), pero dados los escasos ingresos que genera el medio, compagino el trabajo con otros más rentables a corto plazo como la consultoría web ( trabajé entre 2014 y 2015 la renovación de los portales Allianz.es, Allianz.pt y Fenixdirecto.com) o la edición y redacción de artículos y noticias en blogs corporativos y la edición de las webs de las escuelas de institución Familiar de Educación.